Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  20 de Octubre   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Columna BBVA México

Análisis BBVA México



Hogares no consolidan patrón de gasto y aumentan saldos líquidos

10/9/2021

La captación tradicional del sistema bancario (vista+plazo) en términos nominales registró un incremento adicional de 0.3% en junio (-0.2% real) respecto a lo observado en el mes de mayo. Este incremento estuvo sustentado en el crecimiento mensual de 1.5% nominal (1.0% real) en los depósitos de personas físicas y en una inesperada alza de 2.7% mensual nominal (2.1% real) de la captación a plazo de las empresas.

El nuevo crecimiento de la captación a la vista de personas físicas en junio resultó inesperado, dada la relación directa que se había observado en los últimos meses entre las menores restricciones al consumo asociadas a la pandemia y el menor ritmo de acumulación en los depósitos de este segmento.

Esto es, en la medida en que durante el mes de junio el menor número de contagios de covid-19 permitió la reapertura de prácticamente todas las actividades comerciales en buena parte del país, se esperaba que continuara, hasta cierto punto, la reducción de los depósitos acumulados durante la pandemia por parte de los hogares.

No obstante, los datos del mes de junio señalan que esta nueva acumulación de saldos líquidos por parte de las personas físicas podría ser el resultado de un contexto de mayor creación de empleos formales, pero con una desaceleración de la actividad económica respecto a los meses anteriores.

Por su parte, el crecimiento del saldo de depósitos nominales a plazo por parte de las empresas era inesperado, dada la tendencia de tres trimestres consecutivos con tasas de crecimiento negativas. Detrás de este comportamiento podría estar la expectativa de mayores tasas de interés, tras la sorpresiva alza de la tasa de política monetaria de Banxico en junio, en un contexto de reapertura de las actividades económicas.

Dado el contexto antes descrito, la tendencia de la captación tradicional en términos nominales para los próximos meses podría tornarse positiva nuevamente, tras un crecimiento ligeramente negativo (-0.2% nominal, -0.5% real) en el segundo trimestre de 2021. Esto porque, aun cuando la tercera ola de covid-19 no ha estado asociada a restricciones al consumo similares a las observadas en olas pasadas, podría esperarse que tanto hogares como empresas en forma precautoria reduzcan en cierta medida su consumo ante el aumento de contagios.

Al parecer, la continuación de la pandemia hará complicado consolidar un patrón de gasto más consistente por parte de los hogares que canalice a actividades de consumo parte de los saldos líquidos acumulados durante el 2020.

Contexto económico y tercera ola de covid podrían interrumpir la tendencia a la baja que mostraba el crecimiento de la captación a la vista de los hogares

El incremento de la captación a la vista de personas físicas en junio resultó inesperado, en la medida en que se anticipaba que la reducción de contagios y la reapertura de las actividades económicas mantuvieran la tendencia a la baja de los meses anteriores.

De hecho, los depósitos a la vista de personas físicas (46% de la captación a la vista total) registraron tasas de crecimiento mensuales negativas en términos reales en cuatro de los últimos cinco meses. Adicionalmente, la caída del mes de mayo (-1.76% real) fue de tal magnitud que se colocó como la de mayor magnitud para un quinto mes del año desde que se tiene registro y estuvo claramente asociada con la mayor demanda de servicios.

No obstante, en junio la captación a la vista de personas físicas creció a una tasa mensual de 0.98% real (1.5% nominal). Esta tasa de crecimiento resultó ligeramente elevada para un mes de junio, pues se ubicó en el 40% de las tasas de crecimiento más altas para un sexto mes en los últimos 15 años.

El nuevo incremento del ahorro de las personas físicas resulta consistente con señales de debilidad en el consumo. De acuerdo con el INEGI, durante el sexto mes del año el sector servicios registró una contracción de 0.7% real con cifras desestacionalizadas, la mayor caída mensual desde mayo de 2020 y la primera desde febrero pasado. En el mismo sentido, los ingresos por suministro de bienes y servicios del comercio al por menor se contrajeron 2.9% en junio, después de haber crecido 6.6% en mayo.

Esta caída en el consumo se presenta a la par de una mayor creación de empleo formal. De acuerdo con el IMSS, en junio el número de trabajadores asegurados creció un 0.3% mensual, sexto mes consecutivo que dicha variación se encuentra en terreno positivo. Este crecimiento es mayor que lo que en promedio se ha registrado en los meses de junio de los últimos 24 años, lo cual da cuenta de que el empleo continúa recuperándose a buen ritmo.

Esta inusual combinación de mayor empleo formal y menor demanda de bienes y servicios que favorece a los depósitos a la vista, podría estar asociada al rezago con que la actividad económica afecta al empleo.

Es relevante señalar que, a pesar de esta alza en junio, el crecimiento en términos reales de todo el segundo trimestre respecto al anterior de la captación a la vista de personas físicas fue de -0.44% real, con lo que sumaron dos trimestres consecutivos con crecimiento real negativo. Inclusive, esto llevó a que la captación total a la vista (67.0% de la captación tradicional) registrara su primera tasa de crecimiento trimestral negativa, en términos reales (-0.12%) desde diciembre de 2019.

Lo anterior da cuenta de una tendencia a la baja, que, si bien no es de alta magnitud, daba indicios de que los consumidores podrían ya estar haciendo uso de los recursos ahorrados durante la pandemia.

Sin embargo, el contexto económico del mes de junio, aunado a la tercera ola de covid, hacen pensar que será complicado que los hogares consoliden las señales de desacumulación de saldos líquidos que se presentaron en los últimos meses, por lo cual la tendencia de este segmento podría tornarse positiva en el corto plazo.

Resulta importante mencionar que esta tendencia positiva podría verse interrumpida temporalmente por factores estacionales como los gastos asociados al regreso a clases que se presentan en los meses previos al inicio del ciclo escolar.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com